Archive for 1 agosto 2010

FRANCESC CAMBÓ I BATLLE (Verges, Girona 1876 – Buenos Aires, 1947)

agosto 1, 2010

Abogado, financiero, mecenas, escritor y periodista. Francesc Cambó fue la figura central del catalanismo político. Desde posturas conservadoras, supo organizar un partido moderno y renovador, expresión de la revolución burguesa iniciada en Catalunya. A pesar de la desconfianza que, con algunas excepciones, despertó en los medios políticos madrileños, no fue separatista.

Más bien intentó proyectar los objetivos regionales a todo el Estado español. De forma tal vez exagerada, Niceto Alcalá Zamora supo expresar la profunda contradicción del ideario camboniano: quiso ser Bolívar en Catalunya y, a la vez, Bismark en España. El progresivo desplazamiento a la izquierda de una parte del catalanismo y el compromiso de Cambó con los intereses del capitalismo, del que fue uno de los más genuinos representantes, terminaron por minar por minar su posición, desembocando en el fracaso de la Lliga Regionalista en las elecciones provinciales de 1923. El centralismo a ultranza de Primo de Rivera radicalizó aun más esta tendencia, cuya expresión sería el Visca Macià, mori Cambó, de los primeros días de la República.

Nacido en una familia acomodada empordanesa admiradora de Cánovas, Francesc Cambó estudió en Barcelona y se licenció en Filosofía y Letras en 1896 y en Derecho en 1897. De esta época data su amistad con Prat de la Riba. Se incorporó como pasante del bufete de Narcis Verdaguer, fundador de La Veu de Catalunya, y cuando esta publicación se convirtió en diario, bajo la dirección de Prat de la Riba, pasó a formar parte de la redacción.

Colaboró en la fundación de la Lliga Regionalista (25 de Abril de 1901) y salió elegido concejal en Barcelona en las elecciones municipales de ese año. En 1906 contribuyó activamente a la formación del bloque político Solidaritat Catalana y al año siguiente fue uno de los 41 diputados solidarios elegidos. Una semana antes había sido gravemente herido en un atentado presumiblemente realizado por los lerrouxistas. Sus discursos sólidos y precisos, casi matemáticos, introdujeron un nuevo estilo en las Cortes y le convirtieron en el auténtico portavoz de la minoría solidaria.

Participó en dos gobiernos, ambos presididos por Maura. En el primero (21 de marzo a 6 de noviembre de 1918) se hizo cargo de la cartera de Fomento; en el segundo (21 de agosto de 1921 a 7 de marzo de 1922), de la de Hacienda. En las dos ocasiones mostró grandes condiciones de estadista y formuló planes concretos y ambiciosos que mostraban una visión nacional de los problemas.

En 1922, el giro a la izquierda de la juventud nacionalista y de una parte de los intelectuales de la Lliga creando Acció Catalana acentuó el carácter conservador del grupo dirigido por Cambó. Las elecciones provinciales de 1923 dieron el triunfo a la nueva formación. Cambó renunció al acta de diputado y a todos sus cargos en el partido, alegando que “su presencia podía perjudicar a la Lliga”. Tras el golpe de Estado de Primo de Rivera, desde Atenas recomendó prudencia y reserva. En los años siguientes se opuso de forma moderada al dictador y decididamente al movimiento nacionalista encabezado por Macià.

Al proclamarse la República, Cambó defendió el Estatuto de autonomía presentado por Esquerra con un gran brío. Fue elegido diputado en las elecciones de 1933 y fracasó en las de 1936. Desde entonces se alejó de la política y emprendió un nuevo viaje antes de estallar la guerra.  Aunque ayudó económicamente al general Franco, y recomendó a los hombres de la Lliga la colaboración total ya no volvería a España. Murió en Buenos Aires el 30 de Abril de 1947. El 2 de julio de 1977, sus restos, trasladados desde Argentina, fueron depositados en el panteón familiar del cementerio barcelonés del Sudeste.

Extraido de la guerra civil española de Hugh Thomas.

Anuncios