SUSPENSO EN ECONOMIA II La Vanguardia

Editorial de La Vanguardia 23/08/09

 

Zapatero, de entrada, reaccionó bien para afrontar la crisis financiera internacional. Puso a disposición de los bancos y las cajas de este país una cantidad ingente de dinero para ayudarles a afrontar la falta de liquidez. Luego aprobó la constitución del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria para facilitar la recapitalización de entidades y promover fusiones para hacer más eficiente el sector. El error fue no exigir contrapartidas a bancos y cajas para que abrieran el grifo del crédito a la economía, al menos en unos porcentajes mínimos que evitasen la axfisia financiera que sufren familias y empresas sobre todo las pequeñas y medianas, que son las más débiles. En otros países, el cerrojazo crediticio no ha sido tan intenso. Francia ha creado la figura del mediador del crédito para que ninguna empresa solvente vaya a la quiebra por falta de financiación. Aquí, la alternativa del ICO resultó un fiasco, hasta el punto que el Gobierno ha tenido que cambiar hace poco a su presidente.

Zapatero ha fracasado también en el impulso del pacto social. Y ha sido así porque, desde el inicio de las negociaciones, tomó partido por uno de los actores, los sindicatos. Con ello ha imposibilitado cualquier acuerdo que tuviera en cuenta las propuestas de la patronal. Se equivoca si piensa que con esta estrategia evitará las protestas sociales ya que los sindicatos se verán arrastrados por sus bases para realizarlas si se sigue destruyendo empleo o cuando no haya más remedio que cortar el gasto público para ajustar el déficit.

Pero Zapatero ha ido más lejos; ha sido el único presidente de Gobierno de los países de referencia que en plena crisis se ha enfrentado con los empresarios, que son los principales creadores de riqueza y de empleo. El choque con la patronal no sólo es un error estratégico, sino también una grave irresponsabilidad, en la medida que desmoraliza a las filas empresariales, ya de por sí duramente castigadas por la crisis.

La gran paradoja es que las propuestas de la patronal que Zapatero rechaza de plano son las mismas que se aconsejan para España desde todos los organismos  económicos internacionales. La reforma laboral, con un nuevo contrato que propicie el empleo estable, una mayor flexibilidad en la negociación colectiva, la lucha contra el absentismo laboral, la rebaja de las cotizaciones sociales y una fiscalidad empresarial más favorable son medidas imprescindibles para que las empresas puedan recuperar su competitividad. Si el marco laboral y fiscal de las empresas españolas no se iguala al de los países europeos, la competencia es imposible. Y ello significa más crisis, más deslocalizaciones y más paro.

Por si fuera poco, al Gobierno, ahora, se le ha ocurrido subir los impuestos a los más ricos para recaudar más. Es otro grave error. Esta medida tiene más del populismo al que nos tiene acostumbrados Zapatero que de eficacia practica. En primer lugar, porque es improbable que la recaudación vaya a aumentar de manera significativa. Y en segundo lugar, porque eleva hasta niveles peligrosos el clima de desconfianza económica, que es negativo para la inversión y el empleo.

Zapatero se ha equivocado también al no haber puesto en marcha todavía ninguna reforma estructural de calado, con lo que es imposible avanzar hacia el nuevo modelo productivo que el país necesita.

La gestión económica global del presidente Zapatero, por todo lo dicho, cabe calificarla con un suspenso. Tiene todavía tiempo para rectificar, sacar a España de la crisis y conducirla nuevamente hacia un horizonte de progreso. Pero necesita rodearse de un equipo de primeros espadas y hacerles caso con el coraje político que sea necesario. La economía, en contra de lo que le dijeron un día, no se aprende en dos tardes.

Hay que insistir, sin embargo, en que las soluciones que exige la economía española son demasiado complejas y difíciles para que puedan afrontarse sólo desde el Gobierno. Ello hace imprescindible un pacto de Estado entre todas las fuerzas políticas y sociales para sacar al país de la crisis y preparar la recuperación.

Anuncios

2 comentarios to “SUSPENSO EN ECONOMIA II La Vanguardia”

  1. Sara Cervilla Says:

    Estoy plenamente de acuerdo. Recuerdo lo de los 400 euros en mi nómina como una tomadura de pelo, sinceramente. Por otro lado, estamos viendo que las pequeñas y medianas empresas son las que más están cayendo. No quiero pensar mal, pero, claro, son las que salen más económicas en su caída, ya que los autónomos no tienen derecho a subsidios de desempleo. El gobierno se jacta de hacer política social pero yo me pregunto,¿qué política social es aquella que no apoya a los sectores de la economía más descubiertos y débiles? Y,sin embargo, son de los más rentables: pagan muchos impuestos, pero no tienen derecho a cobrar el subsidio de desempleo. Si a esto si añadimos las ayudas sociales que son “pan y circo”,que no llegan a los españoles, entonces nos vamos todos los que construimos el estado al garete. Me gustaría saber que tanto por ciento exacto de ingresos y gastos ha tenido el Estado respecto al año pasado y cuantos gastos esta teniendo… Si esos gastos construyesen Estado, bien, al final sería riqueza. Pero si no redundan en el construir común, esto será un sálvese quien pueda. Si el estado sigue dando limosnas, no se construye, y lo peor, los limosneros se terminan acostumbrando, se instituyen en obligación y no en inercia constructiva.
    Un Saludo

  2. xaviercomas Says:

    Tranquila Sara, el engaño de los 400 euros, ya ha llegado a su fín. Piensa que cuando yo escucho a nuestro presidente y adláteres, hablar de políticas sociales se me retuerce el estomago. El problema es que esto se podía haber evitado si tanto el PP como el PSOE, hubieran tomado medidas y hubieran hecho caso de todas las instituciones monetarias internacionales, que nos avisaban de nuestra situación, desde hace muchos años.
    Ahora tenemos casi un 19% de paro y llegaremos a un 30%, todo debido a esta casta política que parece que solo quiere medrar y ganar votos cueste lo que cueste.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: