LA MAYOR TRAGEDIA DE LA HISTORIA DE ESPAÑA IIa

Causas de una guerra fratricida

 

De acuerdo con algunas interpretaciones, la cuestión de porqué la guerra civil tuvo lugar, es históricamente, la de mayor interés. El tema puede parecer un tanto rebuscado, pero muchas veces los grandes médicos se preocupan más de las causas de las enfermedades que de sus detalles clínicos.

Además, cualquiera puede darse cuenta cuenta fácilmente de que, una vez empezada la lucha entre dos grupos armados, uno u otro tendrá que vencer. Una pregunta que permanece sin respuesta es porqué empezó la contienda: ¿por qué los enfrentamientos que dividieron España se convirtieron en una lucha armada? La mayor parte de los países tienen, de vez en cuando, serios enfrentamientos internos. Pero Francia no rozó una guerra civil por el caso Dreyfus, ni en Alemania la Kulturkapf determinó una conflagración. ¿Cómo pudo degenerar la situación en España hasta el extremo de llegar a la guerra civil? Debemos tener en cuenta ante todo que su estallido no se produjo como consecuencia de un conflicto internacional- el caso de la guerra civil rusa de 1918-21 y también de las distintas guerras civiles que caracterizaron en mayor o menor grado, a Yugoeslavia, Italia, Polonia y otros países europeos durante el curso de la segunda guerra mundial-: tuvo su origen en acontecimientos ocurridos en el interior de la misma España, sin que ninguna crisis internacional de envergadura les influyese.

Algunos argumentarán que , al presentar el tema así, tiendo a inclinarme de antemano hacia una dirección concreta. Argüirán, en igual medida desde la izquierda y la derecha, que la guerra civil nació de una conjura internacional, en la que los españoles no eran los principales interesados: España era necesaria a los nazis para obtener bases de submarinos con vistas a la guerra mundial; los rusos la necesitaban para reforzar lo conseguido con su propia revolución.

De aquí que hubiera acuerdos secretos entre carlistas y Mussolini, y entre Sanjurjo y los nazis; de ahí también el rumor de la llegada de Bela Kun a España; y también el interés de la masonería internacional en el Mediterráneo. Este razonamiento podría, sin duda, mantenerse. Pero, aunque el desarrollo de los acontecimientos internacionales influyó sin duda- incluso tal vez decisivamente- sobre el curso de la guerra, no creo que fuese su causa. Es más, a menudo he pensado que los que esgrimen ese argumento se han ocupado demasiado en buscar chivos expiatorios para lo que en realidad fue, sui generis, un proceso español. Por supuesto que la sombra de los problemas internacionales cayó sobre España en la década de los años treinta: los socialistas españoles (siempre cosmopolitas en sus análisis) se dieron cuenta de la facilidad con la que Hitler había tomado el poder en Berlín, sin que sus correligionarios alemanes  tratasen de pararle los pies. Entonces tomaron la decisión de que un hecho así no se repetiría en su propia tierra. De modo semejante, las derechas españolas se mostraban obsesionadas por el derrumbamiento de la vieja Rusia.

 

Introducción a la Guerra Civil Española.- Hugh Thomas Profesor de la Real Academia de Sandhurst y de la Universidad de Reading. Ediciones Urbión S.A. Libro I Tomo 1

Madrid-Londres 1980

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: