LLUIS COMPANYS I JOVER (Tarrós, Lleida, 1882-Barcelona, 1940)

Una de las máximas figuras de la política catalana, nacido en Tarrós, en el seno de una conocida familia leridana, y fusilado en Barcelona, en la posguerra. Estudiante de Derecho en la ciudad condal, participa en algunos mítines, y es conocido como “el Pajarito” por su aspecto estilizado. Orador elocuente, funda La Barraca y colabora con otras publicaciones. Inscrito en la Unió Republicana, dirige La Publicitat, apartándose posteriormente por sus diferencias con Alejandro Lerroux.

En 1916 funda La Lucha, periódico revolucionario, que denunció sistemáticamente la corrupción y la sangría del Ejercito en Marruecos.

Sale elegido concejal en las municipales de 1917 por la coalición nacionalista catalana de izquierdas. Se encarga de la Comisión de Gobierno municipal en el Ayuntamiento de Barcelona. Su amistad con Francesc Layret, republicano catalanista, y con Salvador Seguí, “el Noi del Sucre”, le lleva a preocuparse por problemas sociales, comenzando la defensa de sindicatos obreros en la difícil época del general Martínez Anido. Por su vinculación a los “Sindicatos Únicos”, que se enfrentaban con los llamados “sindicatos libres” -creación amarillista de las patronales-, Companys es detenido, junto con Salvador Seguí, Barrera Viadiu y otros treinta y cinco dirigentes sindicales, y son deportados a La Mola, en Menorca. Esa misma mañana, Francesc Layret es ametrallado a la salida de su casa por pistoleros del “sindicato libre”.

Diputado en 1921, sus intervenciones en el Congreso son esencialmente duras, teniendo frases críticas contra la actuación de los militares a raíz del desastre de Anual. Durante la Dictadura de Primo de Rivera fomenta la Unió de Rabassaires, siendo detenido en diversas ocasiones. Durante la etapa del gobierno Berenguer es encarcelado por su actuación en un mitín en Terrassa. Desde la cárcel funda con Gassol, Aiguadé, Lluhí y otros, el comité Pro Llibertad. En marzo de 1931 se agrupan todas las tendencias republicanas catalanas en la llamada Esquerra Republicana de Catalunya, que triunfa en las municipales del 12 de abril en todo el principado con Companys en Barcelona. El 13 de abril, en los sótanos del café Colón se reúnen los principales dirigentes de Esquerra, con Companys y Maciá, para decidir la postura de su partido tras el triunfo electoral, en el que la monarquía quedaba seriamente afectada. El 14 de abril, Companys, apoyado por otros concejales, ocupa el puesto de alcalde  y proclama la República. Horas después, Francesc Maciá anuncia el “Estat Catalá integrado en la Federación de Repúblicas Ibéricas”.

Votado l’Estatut de Catalunya, Companys, es elegido presidente del Parlamento catalán el 14 de diciembre de 1932. Un año después, a la muerte de Maciá, sustituye a éste en la presidencia de la Generalitat. Por su postura revolucionaria en octubre de 1934 es detenido, junto con otros dirigentes catalanistas, y confinado en el barco Uruguay.

Acusado del delito de rebelión militar, es condenado a treinta años de prisión, que comienza a cumplir en el penal del Puerto de Santa María. El 16 de febrero de 1936, con el triunfo del Frente Popular, es recibido apoteósicamente en Barcelona. Tras la sublevación, el 18 de julio, tiene su primer enfrentamiento con la CNT-FAI, al negarse a entregar las armas, pero, desbordado por la defensa que los anarquistas y otros grupos obreros hacen de la República, pacta con ellos, incluyendo, por primera vez en la historia del anarquismo, algunos de sus elementos en el gobierno de la Generalitat. Con el derrumbamiento del frente catalán, Lluís Companys se refugia en Francia. En la villa de Baule-Les-Pins es detenido por la Gestapo en 1940  e interrogado y torturado en la Santé (París). En agosto de ese año, por mediación de Félix de Lequerica, embajador de Franco ante Pétain, se consigue que la policia alemana entregue a Companys, junto con otros representantes españoles, a representantes del gobierno de Franco. Finalmente se le traslada a Madrid, donde, según el testimonio de Cipriano Rivas Cherif, también preso, fueron objeto de vejaciones y torturas. 

El 4 de octubre se le trasladó definitivamente a Barcelona, internándole en el castillo de Monjuic. Acusado por los antiguos sublevados de “incitación a la rebelión”, fue condenado a muerte. El 5 de octubre, a las seis y media de la madrugada, descalzo, para que sus pies tocasen tierra catalana, cayó ante un pelotón de ejecución mientras gritaba   ¡Visca Catalunya!

Anuncios

2 comentarios to “LLUIS COMPANYS I JOVER (Tarrós, Lleida, 1882-Barcelona, 1940)”

  1. ROSA Says:

    BON ANY XAVIER DE TOT COR

  2. Francisco Javier Mingorance Morcillo Says:

    Buenos días, ya estoy presentado y he dado el nombre y apellidos por los que atiendo, dicho estó, sólo diré, que Cataluña, ha dado buenos catalanes, muy buenos, y veo lógico que defienda su identidad, cultura, costumbres, lengua, etc…, el resto de España deberíamos aprender de estos catalanes. Sólo me resta añadir, que entre los muchos catalenes de rigor y luchadores se encuentran y no por este ordfen, sino al mismo nivel los tres en mi humilde opinión: MÁS GRANDES: Francisco Layret, Salvador Seguí y Lluis Companys, que como bien sabemos, fueron vilmente asesionados. Y, para despedirme diré: si en un asunto como éste, sobre lo dicho sobre estos tres grandes hombres la pasión me nubla el juicio, tanto mejor. Soy andaluz de Granada, y la coherencia política, la dignidad humana y el sacrificio terrenal de estos tres catalanes y amigos, no tiene parangón en la historia. Gracias por escucharme y un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: