Archive for 28 noviembre 2008

ANDREU NIN PÉREZ (El Vendrell, Tarragona, 1892- ¿El Pardo?, Madrid, 1937)

noviembre 28, 2008

Revolucionario catalán, una de las figuras del movimiento obrero español del siglo XX. Hijo de unos zapateros, estudio magisterio en Barcelona y militó en numerosas organizaciones políticas izquierdistas de la época; primero en las Juventudes Socialistas (1911) y en la Unión Federal Nacionalista Republicana, de cuyo portavoz, El Poble Català, era redactor en 1914. Ese año marchó a Egipto como representante de una firma textil catalana y allí estuvo hasta 1917. A su vuelta decidió dedicarse de lleno a la política y se afilió a la CNT al mismo tiempo que trabajaba en el periódico La Publicidad.

En 1921, tras el asesinato de Evelio Boal, le sucedió como secretario general del comité nacional de la CNT. Al ser asesinado Dato, las autoridades españolas implicaron a Nin en el atentado. Por ello y por su conocimiento de diversos idiomas, marchó a la URSS como miembro de la delegación que la CNT envió al III Congreso de la Internacional y al congreso fundacional de la Internacional Sindical (Profintern).

Tras ambas reuniones, Nin se quedó en la URSS como funcionario de la Profintern. En Moscú fue miembro del PCUS y miembro electo del soviet moscovita en representación de los extranjeros allí residentes.

En la URSS, Nin trató de cerca a la plana mayor de los dirigentes bolcheviques, intervino en diversas y arriesgadas misiones cerca de los sindicatos alemanes, italianos y franceses, y junto con personajes como Marty, Doriot y Gramsci, intervino en las frecuentes divisiones y rencillas que esterilizaban al todavía inmaduro Partido Comunista de España (PCE).

Nin se mantuvo al tanto de los acontecimientos españoles, colaboró en publicaciones catalanas, idioma que cultivó siempre. Hacia 1926, dada su relación con Trotsky, se integró en la oposición de izquierdas, lo que dificultó su situación en la URSS hasta el punto de que, en Septiembre de 1930, fue expulsado con su familia.

El encuentro con la realidad social española hizo descender a  Nin, paulatinamente de la burocracia a la lucha política y a la vida cotidiana. Para vivir tradujo al catalán, excelentemente, novelas rusas, y al castellano, las obras de Trotsky. En política aglutinó la Izquierda Comunista, grupúsculo de obediencia trotskista sin peso en la vida política. Tras varios años de enfrentamientos y discusiones, los pequeños partidos comunistas no estalinistas se fusionaron para constituir el POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista), que tenía unos 7.000 militantes y cuyos dirigentes más destacados fueron Maurín y Nin, encargándose este último de las actividades sindicales del nuevo partido y de la dirección de su revista teórica La Nueva Era.

El POUM formó parte de del Front de Esquerras, denominación catalana del Frente Popular, lo que le atrajo las iras de Trotsky, quien, en enero de 1936, rompió violentamente con sus antiguos seguidores españoles. Al estallar la sublevación de 1936, las diferencias entre el POUM, que contaba ya con unos 10.000 militantes, y el PCE se ahondaron progresivamente. Los poumistas eran decididos partidarios de la revolución. Maurín fue sorprendido por la sublevación en Galicia y Nin hubo de hacerse cargo de la dirección del POUM, que denunció implacablemente los procesos de Moscú contra los bolcheviques compañeros de Lenin. Tales denuncias le atrajeron, lógicamente, la enemiga del PCE, sumergido en la acendrada latría estalinista.

Nin fue consejero de Justicia del gobierno de la Generalitat desde septiembre a diciembre de 1936, desplegando una actividad febril. En los sucesos de mayo de 1937 el POUM se alineó junto a la fracción de la CNT que se enfrentaron contra comunistas, socialistas y gobierno. Fue el principio del fin para Andreu Nin. El 16 de junio de 1937, junto con otros compañeros fue detenido por policías llegados de Madrid.

La suerte de Nin estaba decidida. Los agentes soviéticos, con Orlov a la cabeza, se encargaron de preparar un proceso al estilo moscovita; para ello necesitaban una confesión en toda regla de Nin. El caso llegó al consejo de ministros sin que los titulares de Justicia, Irujo y Gobernación, Zugazagoitia, pudieran explicar dónde ni por quién estaba detenido Nin. Los expeditivos métodos soviéticos para lograr confesiones fracasaron ante la entereza de Nin, que murió sin doblegarse a la tortura.

La tortura y muerte de Nin, con la complicidad, activa o pasiva, de no pocos españoles, además del escándalo que levanta, remueve muchas conciencias. Todavía hoy se ignora en gran parte como ocurrió, si bien nadie cree en las patrañas con que el crimen político trató entonces burdamente de encubrirse.

De propalarse en otras circunstancias y con distinto alcance, las acusaciones contra el POUM parecerían divertidas de puro absurdas, complicidades nazis, espionaje en favor de Franco de acuerdo con los falangistas…, y por el infantilismo con que se les envolvía en la maraña. Lo más triste es que algunos españoles lo creyeron, o fingieron creerlo, y aún contribuyeron a echar leña al fuego.

Revolucionarios con historia vieja, como el valenciano Julián Gómez, cuyo nombre de guerra era “Gorkin”, Andrade, Jordi Arquer, y otros serán víctimas de un ridículo proceso que, por su misma disparatada esencia, les librará de seguir idéntica suerte que Andreu Nin.

Santiago Carrillo, en su libro, Mañana España de 1975, afirma refiriéndose a Nin: “Creo posible que fuese ejecutado en nuestra zona”. Un destacado ex miembro del PCE, Fernando Claudín, había escrito en 1970: “La represión contra el POUM y en particular el odioso asesinato de Andreu Nin es la página más negra de la historia del Partido Comunista de España, que se hizo cómplice del crimen cometido por los servicios secretos de Stalin… El caso de Nin pertenece a la historia de España, no sólo a la de de la URSS”.

Y podría afirmarse que es una vergüenza histórica para ambas.

Extraido de La Guerra Civil Española, Hugh Thomas.

Anuncios

FEDERICO GARCÍA LORCA (Fuentevaqueros, Granada, 1898-Viznar, Granada, 1936)

noviembre 13, 2008

El más conocido de los poetas españoles contemporáneos era hombre de fina sensibilidad, no sólo poética, sino también musical y pictórica, y persona de gran vitalidad, lleno de interés por la vida, aunque no exento de los temores y supersticiones tan propios del medio andaluz.

Hijo de un labrador acomodado y de una maestra, estudio Derecho en Granada, y en Madrid vivió en la Residencia de Estudiantes, creación de la Institución Libre de Enseñanza. Muy pronto se relacionó con las personalidades más destacadas de su tiempo, tanto en la literatura (Machado, Juan Ramón Jiménez, Guillén, Alberti, Cernuda), como en música (Falla), pintura (Dalí, Gregorio Prieto) política (Azaña, Fernando de los Ríos, José Antonio Primo de Rivera) o cine (Buñuel).

Su primer libro, Impresiones y paisajes, data de 1918, y su primer estreno teatral, en el Eslava de Madrid, El maleficio de la mariposa, fue en 1920, aunque el fracaso inicial no prefiguró los éxitos de Mariana Pineda (1927), Bodas de Sangre (1933) y Yerma (1934).

Sus contemporáneos resaltan unánimemente su sencillez, su carácter risueño y el gran atractivo de su personalidad para cuantos le conocieron, en los más diversos ambientes, lugares y situaciones. En 1929 y 1930 viajó por Europa y Estados Unidos. De este viaje nación uno de sus libros famosos, Poeta en Nueva York.

La personalidad de Lorca no se agota en su producción poética y dramática, sino que abarca muchas otras facetas, desde la instrumentación musical de sus poesías, hasta el dibujo y la coreografía. En 1931 creó un grupo de teatro, La Barraca, con el que al año siguiente llevó al teatro clásico español lo mismo a ciudades que a pueblos apartados, casi siempre en medios y ambientes populares.

Sin pertenecer a ninguna organización política, Garcia Lorca dejó bien claro, en repetidas ocasiones, sus inclinaciones sociales, que no pueden achacarse a esteticismo: “Yo siempre seré partidario de los que no tienen nada…”, declaraba en 1934 al diario madrileño La Voz.

El 17 de julio de 1936, García Lorca llegaba a Granada para estar con sus padres el día de su santo, el 18 de julio. Y allí en Granada, en su Granada, le sorprendió la sublevación militar. La ciudad estuvo aislada de Sevilla hasta el 18 del mes siguiente, García Lorca permaneció en una finca de sus padres, la Huerta de San Vicente, hasta el 8 de Agosto, en que se refugió en casa de la familia Rosales, falangistas de importancia en Granada. Allí fue detenido el día 16, en ausencia de los hermanos Rosales, por un ex diputado de la CEDA, Ramón Ruíz Alonso, y trasladado al Gobierno Civil, de donde probablemente fue sacado en la noche del 19 al 20, al parecer por orden del gobernador militar y jefe de las milicias falangistas, comandante José Valdés Guzmán, y trasladado a la Fuente Grande, en las inmediaciones del pueblo de Viznar, donde fue fusilado, según se cree junto con dos banderilleros granadinos y el maestro de un pueblo cercano.

Su asesinato ha pretendido ser explicado en función de las más peregrinas teorías, desde el supuesto caos de los primeros momentos a las inclinaciones homosexuales de Lorca, sin que esto último parezca tener ninguna relación con el hecho.

ESBOZO DE LA DECLARACIÓN PROGRAMÁTICA DE MOLA (Junio de 1936)

noviembre 12, 2008

                                              EL DIRECTORIO Y SU OBRA INICIAL

 

Tan pronto tenga éxito el movimiento Nacional, se constituirá un Directorio que lo integrarán un Presidente y Cuatro Vocales Militares. Estos últimos, sen encargarán de los Ministerios de la GUERRA, MARINA, GOBERNACIÓN y COMUNICACIONES.

EL DIRECTORIO ejercerá el poder con toda su amplitud, tendrá la iniciativa de los Decretos Leyes que se dicten, los cuales serán refrendados por todos sus miembros.

Dichos Decretos Leyes, serán refrendados en su día por el Parlamento Constituyente elegido por sufragio, en la forma que oportunamente se determine.

Al frente de los Ministerios no consignados anteriormente, figurarán unos consejeros técnicos, quienes ejercerán las funciones que hoy tienen los Ministros.

Las primeras las integrarán el Presidente y los Vocales, las segundas, los citados y los Consejeros técnicos.

Los primeros Decretos Leyes, serán los siguientes:

a). Suspensión de la Constitución de 1931.

b). Cese del Presidente de la República y miembros del Gobierno.

c). Atribuirse todos los Poderes del Estado, salvo el Judicial, que actuará con arreglo a las Leyes y reglamentos preestablecidos, que no sean derogados o modificados por otras disposiciones.

d). Defensa de la Dictadura Republicana. Las sanciones de carácter Dictatorial serán aplicadas por el DIRECTORIO, sin intervención de los Tribunales de Justicia.

e). Derogación de las Leyes, Reglamentos y disposiciones que no esten de acuerdo con el Nuevo Sistema Orgánico del Estado.

f). Disolución de las actuales Cortes.

g). Exigencia de responsabilidades por los abusos cometidos desde el Poder por los actuales Gobernantes y los que les han precedido.

h). Disolución del Tribunal de Garantías.

i). Declarar fuera de la Ley todas las Sectas y Organizaciones Políticas que reciben su inspiración del extranjero.

j). Separación de la Iglesia y del Estado, Libertad de Cultos y respeto a todas las religiones.

k). Absorción del paro y subsidio a los obreros en paro forzoso comprobado.

l). Extinción del analfabetismo.

m). Creación del Carnet electoral. En principio no tendrán derecho a él los analfabetos y quienes hayan sido condenados por delitos contra la propiedad y las personas.

n). Plan de Obras Públicas y riegos, de caracter remunerador.

o). Creación de sistemas regionales, para la resolución de los problemas de la tierra, sobre la base del fomento , de la pequeña propiedad, y de la explotación colectiva donde ella fuera posible.

p). Saneamiento de la Hacienda.

q). Ordenación de las Industrias de Guerra.

r). Restablecimiento de la pena de muerte, en los delitos contra las personas siempre que produzcan la muerte, o lesiones que ocasionen inutilidad para el ejercicio de la profesión de la víctima.

El DIRECTORIO, se comprometerá, durante su gestión, a no cambiar en su gestión, al Régimen Republicano, mantener en todo las reivindicaciones obreras, legalmente logradas, reforzar el principio de la autoridad, y los órganos de la defensa del Estado, dotar convenientemente al Ejercito y a la Marina para que tanto uno como la otra sean eficientes, creación de Milicias nacionales, Organizar la Instrucción Premilitar desde la Escuela y adoptar cuantas medidas se estimen necesarias para crear un ESTADO FUERTE Y DISCIPLINADO.

 

Madrid 5 de Junio de 1936

      EL DIRECTOR

ABOLICIÓN DE L’ESTATUT DE CATALUNYA

noviembre 8, 2008

El 5 de Abril de 1938, después de haber ocupado Lleida, la primera ciudad catalana importante que caía en poder de las tropas franquistas, el general Francisco Franco declaró abolido el Estatut d’ Autonomía de Catalunya.

 

“El Alzamiento Nacional significó en el orden político la ruptura con todas las instituciones que implicasen negación de los valores que se intentaban restaurar.

Y es claro que, cualquiera que sea la concepción de la vida local que inspire normas futuras, el Estatuto de Cataluña, en mala hora concedido por la República, dejó de tener válidez en el orden jurídico español, desde el día diecisiete de julio de mil novecientos treinta y seis. No sería preciso, pues, hacer ninguna declaración en este sentido.

Pero la entrada de nuestras gloriosas armas en territorio catalán plantea el problema estrictamente administrativo, de deducir las consecuencias prácticas de aquella abrogación. Importa, por consiguiente restablecer un régimen de derecho público que, de acuerdo con el principio de la unidad de la Patria, devuelva a aquellas provincias el honor de ser gobernadas en pie de igualdad con sus hermanas del resto de España.

En consecuencia, a propuesta del Ministro del Interior y previa deliberación del Consejo de Ministros,

DISPONGO

Artículo primero.- La Administración del Estado, la provincial y la municipal de las provincias de Lérida, Tarragona, Barcelona y Gerona, se regirán por las normas generales aplicables a las demás provincias.

Artículo segundo.- Sin perjuicio de la liquidación del régimen establecido por el Estatuto de Cataluña, se consideran revertidos al Estado la competencia de legislación y ejecución que le corresponde en los territorios de derecho común y los servicios que fueron cedidos a la región catalana en virtud de la Ley de quince de septiembre de mil novecientos treinta y dos.

Así lo dispongo por la presente Ley, dada en Burgos a cinco de abril de mil novecientos treinta y ocho.

II Año Triunfal.

 

FRANCISCO FRANCO.”

ADELANTE… NO PARES

noviembre 7, 2008

Hace unos días me has emocionado, me has emocionado y además hemos llorado juntos. Ha sido tu gran triunfo, algo por lo que has luchado y que te ha significado sencillamente que se te valore exactamente por lo que vales.

Pasaste momentos de incomprensión con tus compañeros de trabajo, eras alguién que había entrado con una finalidad, y eso a ellos les molestaba, pero tu has seguido erre que erre, aunque alguna vez me decías que querías abandonar, yo siempre estaba para animarte y darte lo único que te puedo dar que es mi cariño y mi comprensión.

Has conseguido algo por lo que has luchado, yo he estado a tu lado, y sabes que siempre lo estaré, te llamaré la atención cuando vea algo que no está bien, pero siempre te dejaré la libertad para que puedas escoger.

¿Sabes?,  lo que muchas veces vemos como imposible o de difícil consecución, una vez se consigue es como una explosión interior de alegría, que nos hace ver las cosas de otra manera y que hace que las dificultades anteriores se vean, de otra manera y forma.

Tienes otros dos objetivos en esta vida, vé a por ello, no te pares, sigue, puedes conseguirlo y debes de darme esta alegría, yo, este catalán tonto, siempre te apoyará y no dejará de pensar que estas y estarás por encima de las dificultades, que seguro que te surgirán.

Hoy no estoy muy alegre, pero cuando pienso en lo que has conseguido y en los momentos que hemos estado juntos, me viene una subidón de alegría, nada más, no sé si leerás estas letras, pero sabes cual es mi espíritu con respecto a tí y con eso me basta.

LLUIS COMPANYS I JOVER (Tarrós, Lleida, 1882-Barcelona, 1940)

noviembre 7, 2008

Una de las máximas figuras de la política catalana, nacido en Tarrós, en el seno de una conocida familia leridana, y fusilado en Barcelona, en la posguerra. Estudiante de Derecho en la ciudad condal, participa en algunos mítines, y es conocido como “el Pajarito” por su aspecto estilizado. Orador elocuente, funda La Barraca y colabora con otras publicaciones. Inscrito en la Unió Republicana, dirige La Publicitat, apartándose posteriormente por sus diferencias con Alejandro Lerroux.

En 1916 funda La Lucha, periódico revolucionario, que denunció sistemáticamente la corrupción y la sangría del Ejercito en Marruecos.

Sale elegido concejal en las municipales de 1917 por la coalición nacionalista catalana de izquierdas. Se encarga de la Comisión de Gobierno municipal en el Ayuntamiento de Barcelona. Su amistad con Francesc Layret, republicano catalanista, y con Salvador Seguí, “el Noi del Sucre”, le lleva a preocuparse por problemas sociales, comenzando la defensa de sindicatos obreros en la difícil época del general Martínez Anido. Por su vinculación a los “Sindicatos Únicos”, que se enfrentaban con los llamados “sindicatos libres” -creación amarillista de las patronales-, Companys es detenido, junto con Salvador Seguí, Barrera Viadiu y otros treinta y cinco dirigentes sindicales, y son deportados a La Mola, en Menorca. Esa misma mañana, Francesc Layret es ametrallado a la salida de su casa por pistoleros del “sindicato libre”.

Diputado en 1921, sus intervenciones en el Congreso son esencialmente duras, teniendo frases críticas contra la actuación de los militares a raíz del desastre de Anual. Durante la Dictadura de Primo de Rivera fomenta la Unió de Rabassaires, siendo detenido en diversas ocasiones. Durante la etapa del gobierno Berenguer es encarcelado por su actuación en un mitín en Terrassa. Desde la cárcel funda con Gassol, Aiguadé, Lluhí y otros, el comité Pro Llibertad. En marzo de 1931 se agrupan todas las tendencias republicanas catalanas en la llamada Esquerra Republicana de Catalunya, que triunfa en las municipales del 12 de abril en todo el principado con Companys en Barcelona. El 13 de abril, en los sótanos del café Colón se reúnen los principales dirigentes de Esquerra, con Companys y Maciá, para decidir la postura de su partido tras el triunfo electoral, en el que la monarquía quedaba seriamente afectada. El 14 de abril, Companys, apoyado por otros concejales, ocupa el puesto de alcalde  y proclama la República. Horas después, Francesc Maciá anuncia el “Estat Catalá integrado en la Federación de Repúblicas Ibéricas”.

Votado l’Estatut de Catalunya, Companys, es elegido presidente del Parlamento catalán el 14 de diciembre de 1932. Un año después, a la muerte de Maciá, sustituye a éste en la presidencia de la Generalitat. Por su postura revolucionaria en octubre de 1934 es detenido, junto con otros dirigentes catalanistas, y confinado en el barco Uruguay.

Acusado del delito de rebelión militar, es condenado a treinta años de prisión, que comienza a cumplir en el penal del Puerto de Santa María. El 16 de febrero de 1936, con el triunfo del Frente Popular, es recibido apoteósicamente en Barcelona. Tras la sublevación, el 18 de julio, tiene su primer enfrentamiento con la CNT-FAI, al negarse a entregar las armas, pero, desbordado por la defensa que los anarquistas y otros grupos obreros hacen de la República, pacta con ellos, incluyendo, por primera vez en la historia del anarquismo, algunos de sus elementos en el gobierno de la Generalitat. Con el derrumbamiento del frente catalán, Lluís Companys se refugia en Francia. En la villa de Baule-Les-Pins es detenido por la Gestapo en 1940  e interrogado y torturado en la Santé (París). En agosto de ese año, por mediación de Félix de Lequerica, embajador de Franco ante Pétain, se consigue que la policia alemana entregue a Companys, junto con otros representantes españoles, a representantes del gobierno de Franco. Finalmente se le traslada a Madrid, donde, según el testimonio de Cipriano Rivas Cherif, también preso, fueron objeto de vejaciones y torturas. 

El 4 de octubre se le trasladó definitivamente a Barcelona, internándole en el castillo de Monjuic. Acusado por los antiguos sublevados de “incitación a la rebelión”, fue condenado a muerte. El 5 de octubre, a las seis y media de la madrugada, descalzo, para que sus pies tocasen tierra catalana, cayó ante un pelotón de ejecución mientras gritaba   ¡Visca Catalunya!